sábado, 31 de diciembre de 2011

Fábulas y leyendas americanas

Si tuviera que recomendar un libro para ejercitar las estrategias de lectura, sin lugar a dudas sería este. El uso de vocablos ajenos a nuestra habla cotidiana es una dificultad que el lector podrá solventar en la medida que se le ejemplifique cómo hay que leer. Quizá, para la época actual, se presentan dos textos inadecuados: uno por sexista (El consejo del Rey Salomón) y el otro por la visión "salvaje" del pueblo azteca (La leyenda del nopal). De ahí, el libro es una muy buena opción para niños de quinto o sexto grado de primaria.


El sapo y el urubú (Fábula de Chile).

Esta fábula explica por qué el sapo tiene protuberancias y manchas en la piel. El urubú es conocido en México como buitre. El sapo, desbordando arrogancia y prepotencia, se aprovecha de la envidia que provoca su actitud en el urubú. Una fiesta en el cielo será la circunstancia donde se descubran muchas cosas y el sapo adquiera su actual aspecto.

El tigre negro y el venado blanco (Fábula brasileña de origen guaraní).

Este texto es una divertida historia de dos opuestos. El tigre y el venado construyen, sin saberlo, la misma casa, sin embargo, sus naturalezas son incompatibles. El miedo y la casualidad les juegan una mala pasada. La enseñanza no es explícita, sin embargo, es sencilla de identificar.

La leyenda del nopal (Leyenda de México).

No sé cuántos de ustedes conozcan alguna versión de esta leyenda. En lo personal, es la primera vez que tengo conocimiento de ella. Aquí interviene Huitzilopochtli, el autor lo describe como un dios sanguinario, e incluso a los mismos aztecas. Copil, sobrino de Huitzilopochtli, decide poner fin a los sacrificios humanos. Sin embargo, el poderío del dios es mucho mayor, sometiendo finalmente a Copil. Alegría describe un pueblo mexica casi salvaje y el actuar español como civilizador.

El castillo de maese Falco (Fábula colombiana).

A pesar de que el texto indica que se trata de una fábula, la estructura es muy parecida a una leyenda. Después de naufragar, maese Falco, logra sobrevivir a bordo de una tabla. Llega a una isla en la cual trabaja y pasa los días en contemplación. Cierto día se le aparece el diablo. A cambio de un deseo, maese Falco lanza tres preguntas que el diablo no pueda responder.

La raposa y el jaguar (Fábula de Brasil)

Conformada por ocho pequeños relatos. Alguno de ellos es una derivación de una de las historias contenidas en Las mil y una noches. Pero en general, la venturas de la raposa y el jaguar, recuerdan la misma anécdota contacda con personajes de la región en cuestión. Así, lo mismo en Centroamérica ("El zorro y el cuy"), o México ("Conejo y coyote"), son muestra de lo anterior. La raposa es conocida por nosostros como zorra.

De cómo repartió el Diablo los males por el mundo (Leyenda de los Andes)

Si hay un personaje recurrente en las leyendas, ese es el Diablo. Ya sea por su astucia, por sus trampas, por la expectativa que causa o porque pocas veces logra vencer al bien, el Diablo tiene un magnetismo para las historias, sobre todo, cuando se cuentan de noche. En esta ocasión el Diablo sale a ofrecer cada uno de los males, sin embargo, la gente no le compraba uno, envasado en un sobrecito y con aspecto de polvo blanco. Ellos no sabían que sería el peor de los males y el que más interés representaba para el señor de las tinieblas. El Diablo, que es muy diablo, se las arregló para dispersarlo por el mundo.

El puma de sombra (Leyenda de los andes)

Reconstruyendo el mito bíblico de Adán y Eva, esta leyenda plantea un diálogo, mejor dicho, una petición de Adán hacia Dios la posibilidad de que dejara de existir la noche. A partir de la solución de esta demanda, es que el primer hombre sobre la Tierra solicita una compañera.

 El consejo del Rey Salomón (Leyenda de los andes)

Heredero de una tradición machista y de sometimiento femenino, "El consejo del Rey Salomón" recuerda uno de los cuentos del principio de Las mil y una noches. La eterna dialéctica matrimonial se hace presente en los protagonistas. El varón, harto de los caprichos de su esposa, decide pedir consejo al sabio monarca. La solución no deja de ser indignante (vista con los ojos de nuestros días), pero, según el texto, efectiva.

Güeso y Pellejo (Leyenda de los andes)

Simón Robles, decide bautizar a sus dos nuevos perros como Güeso, uno, y Pellejo, el otro. El motivo es una anécdota que le sucedió a una vieja, y gracias a que sus perros tenían los nombres mencionados, logró salvar su vida y propiedades. Al término del relato, Timoteo, cuestiona lógicamente la manera como se suscitaron los acontecimientos.  Simón concluye con una máxima contundente: "Cuento es cuento".

La oveja falsa (Leyenda de los andes)

 Es de todos conocida la audacia del zorro, pero esta vez, no contaba con las fuerzas de la naturaleza y las ovejas conservaron el pellejo.

Leyenda de Tungurbao (Leyenda amazónica)


Sin duda una de las características de las leyendas indígenas es su misticismo. En este texto (perfecto para algunos ejercicios de comprensión lectora), Tungurbao es todo es y es nada, el bien y el mal, la luz y la oscuridad. Se habla de él con reverencia y solemnidad. Muy buena introducción a la sección de leyendas amazónicas.

Panki y el guerrero (Leyenda de la selva amazónica)


Esta bella leyenda amazónica trata del asedio del pueblo aguaruna por parte de una anaconda (panki), hasta que un valiente guerrero, Yacuma, utilizando su fuerza, ingenio y valor, logró dar muerte al feroz ofidio.

El barco fantasma (Leyenda de la selva amazónica)


Por la cuenca del Amazonas y ríos que a él llegan, un barco fantasma navega todas las noches. Cierta ocasión, un indígena shipibo se encuentra con él, logrando toda la venta de su cargamento de plátanos. Sin embargo, al día siguiente, después de un percance que le hizo saber la naturaleza del barco, descubre que el dinero también está encantado, como el mismo barco, como su tripulación.


La sirena del bosque (Leyenda de la amazonia)


Como aquellas criaturas que evadió Ulises, las sirenas del bosque pierden a quien las escuche, pero éstas habitan la lupuna (un árbol selvático).

La madre de las enfermedades (Leyenda amazónica)


Esta es una de las leyendas más interesantes, a mi juicio, pese a su pequeña extensión. La madre de la enfermedades es la Unguymaman, un ser indefinido, que transmite la enfermedad a través de las palabras.

Los rivales y el juez (Fábula amazónica)


El deseo de reconocimiento y valoración de las dotes por encima de las de otros, lleva, en ocasiones, a obstinarnos en ello y cometer acciones insensatas. Tal es el caso de la rana y la cigarra, quienes en un afán de determinar el mejor canto, acuden con la garza para que funja como juez de tan singular rivalidad, olvidándose de las funestas consecuencias que podría acarrear su pugna.

ALEGRÍA, Ciro: Fábulas y leyendas americanas, Madrid, Espasa-Calpe 3ª ed., 1985, 130 p.

1 comentario: